Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Si estás pensando en comprar un sofá cama para tu vivienda, es importante que sepas que no todos son iguales. Siempre debes optar por un sofá que se adapte a tus necesidades. Para ayudarte a elegir, te vamos a mostrar las mejores opciones, así encontrarás el modelo que realmente necesitas.

A la hora de comprar un sofá cama siempre tienes que tener en cuenta su diseño, sus medidas y sobre todo el tipo de apertura del mismo. Dependiendo del sistema de apertura, hablaremos de un tipo u otro de sofá cama.

Principales tipos de sofá cama

Con la colaboración de los expertos en sofás cama de SofaCenter nos hemos dado cuenta de que este tipo de mobiliario cada vez tiene más demanda. Esa demanda se debe a que los espacios cada vez son más pequeños y eso hace que las viviendas necesiten aprovechar el mobiliario para ganar espacio. Gracias a esa demanda, el mercado cada vez cuenta con más opciones para el cliente final. Como vas a comprobar a continuación, hay muchos tipos de sofás cama entre los que elegir.

1- Sofá cama delfín

Debido a la forma de apertura, este tipo de sofá cama recibe el nombre de delfín. Es una apertura que llama la atención porque tiene la forma del delfín cuando sale del agua. Es un movimiento fácil de llevar a cabo, pero que es importante hacerlo correctamente para conseguir un buen resultado.

Para que la apertura sea sencilla cuenta con un agarre con el cual la apertura resulta ser mucho más práctica y precisa. Pero lo que está claro es que la apertura es rápida y fácil en cuanto le coges el truco. Además, este tipo de sofá suele contar con un arcón en el cual se pueden guardar las almohadas y así sacar el máximo provecho al sofá.

2- Sofá cama clic clac

Como nos comentan los expertos de sofás, es otro de los tipos de sofás cama que más se comercializan actualmente. Eso se debe principalmente a que ofrece una gran comodidad y sobre todo destaca por su versatilidad.

El diseño de este tipo de sofá suele gustar mucho a los consumidores, otro punto a favor que hace que se coloque como los más vendidos. En cuanto al sistema de apertura, vemos que el mismo es un sistema de balanceo de 90º y posteriormente se saca la parte inferior para convertir el sofá en una cama. Dicho así puede parecer un poco complicado, pero el movimiento es ágil y no te llevará más de 10 segundos. Es un tipo de sofá que se transforma rápidamente, sobre todo cuando es de calidad.

3- Sofá cama respaldo hacia el frente

Este tipo de sofá se caracteriza por tener una apertura que comienza con el despliegue de los asientos hacia adelante y a los lados, y además cuenta con unas gavetas para almacenar diferentes artículos. También, el respaldo se pliega para completar la formación de la cama.

Eso sí, debes saber que este sofá no es apto para todo tipo de personas. Solo lo debes ver como una opción si lo vas a usar como sofá rinconera. Si quieres cubrir una esquina y a su vez aprovechar al máximo el espacio, se presenta como una muy buena alternativa.

4- Sofá cama futón

Si cuentas con un presupuesto ajustado, se puede presentar como un tipo de sofá realmente interesante. Es de los modelos más económicos del mercado, de aquí que sea otra opción a valorar.

El despliegue del sofá es sencillo y rápido, es decir, la conversión te resultará realmente fácil. Eso sí, si realmente quieres que la versatilidad te dure el máximo tiempo posible, asegúrate de que los materiales son de calidad.

Si nos centramos en la apertura, podemos ver que la misma se realiza hacia atrás. Se realiza un movimiento hacia atrás y posteriormente se realiza un movimiento de 90 grados. Así se consigue obtener una cama rápidamente.

5- Sofá cama libro

Dentro de esta gama de sofás podemos encontrarnos sofás de diferentes plazas. Los más pequeños van dirigidos a una sola persona, pero los hay de hasta tres personas. Dependiendo de tus necesidades deberás elegir entre un modelo más o menos grande.

Es un tipo de sofá que aprovecha muy bien el espacio y que además permite que la transformación sea rápida y sencilla. Como su nombre indica, la apertura es como un libro. Personalmente pienso que es un sofá muy fácil de usar, de aquí que sea una opción a tener en cuenta. Es de los más conocidos y de los más vendidos. Actualmente el catálogo de sofás cama es muy amplio, solo deberás elegir el que más te interesa.

6- Sofá cama acordeón

Es otro tipo de sofá que suele tener muy buenas críticas y que está disponible en muchos diseños. Suele encajar muy bien en casi todo tipo de estilos.

Normalmente esta variedad de sofá suele destacar por ser barata y sobre todo funcional. Eso sí, te recomiendo tener en cuenta si quieres que el mismo tenga reposabrazos o no. A algunas personas les gusta y a otras no. Tenlo en cuenta a la hora de comprarlo.

Es un sofá que destaca por apertura tipo acordeón, siendo la misma directamente sobre el suelo. Si apuestas por una decoración minimalista y no te importa dormir casi en el suelo, es una opción cómoda.

7- Sofá cama de pliegues

Es otro de los sofás que destacan por ser fácil de abrir y cerrar. A eso hay que añadir que suele destacar por ser compacto, lo cual ayuda a aprovechar y mucho el espacio cuando está en modo sofá.

Para poder convertir este sofá en cama es necesario quitar los asientos. Para algunas personas es un inconveniente, pero es una tarea que te llevará tan solo unos segundos. En cuanto a la apertura, se realiza hacia afuera. No suele costar demasiado la apertura.

8- Sofá cama italiano

Es un tipo de sofá que se desarrolló en Italia, de aquí su nombre. Es un tipo de sofá interesante porque se suele adaptar muy bien a muchos tipos de perfiles.

El sistema de apertura es sencillo. Concretamente es un pliegue doble de sus asientos, lo que hace que la transformación sea realmente rápida y sencilla. Pero si hay algo que me gusta de este modelo es que la cama se puede guardar ya hecha, lo cual es muy cómodo a la hora de ir a dormir. Si eres una persona que no quiere perder el tiempo haciendo la cama cuando ha abierto el sofá, es un tipo de sofá que deberás tener muy en cuenta.